Porqué la motivación no es lo más importante para conseguir tus metas y objetivos.

 

Puede que pienses que la motivación es la clave del éxito para conseguir tus metas y objetivos.

No eres el único, muchas personas lo hacen y es por eso que continuamente fracasan.

La motivación es un amigo y aliado inconstante.

A veces está ahí guiándote y otras veces ni está ni se la espera.

Por lo que si esperas a estar motivado para conseguir tus metas y objetivos nunca los lograrás.

Entonces…

 

¿Qué debes hacer?

 

¿Cómo conseguirás tus metas y objetivos si no estás motivado?

 

Sólo hay una manera de superar esos momentos en los que no te sientas motivado y es apoyándote en el compromiso que adquiriste cuando estableciste tus metas y objetivos.

Es muy fácil completar las tareas y trabajar para conseguir tus metas y objetivos cuando te sientes motivado.

Cuando estás motivado todas las tareas te parecen fáciles y todas las metas y objetivos te parecen alcanzables.

Pero cuando no estás motivado todo parece complicado e inalcanzable.

Cuando lleguen esos momentos, cuando no tengas la motivación suficiente para llevar a cabo las tareas que te has fijado, es cuando necesitas sentarte, coger tu plan de acción, tus metas y objetivos y recordar los compromisos que te hiciste contigo mismo para conseguirlos.

 

A continuación te detallo los 2 pasos que te ayudarán a continuar cuando pierdas la motivación:

 

Respeta el compromiso contigo mismo.

Toma conciencia de la gran importancia del compromiso incluso cuando es contigo mismo.

La mayoría de las personas tienen el mal hábito de romper los compromisos que se hacen con ellos mismos por lo que no es un gran problema cuando tienen que repetirlo de nuevo.

Convéncete de que comprometerte contigo mismo es tan o más importante que cuando lo haces con otra persona.

 

Establece tus metas y objetivos por escrito.

Establece tus metas y objetivos con anterioridad y por escrito.

No puedes utilizar el compromiso para obligarte a completar las tareas que te ayudarán a conseguir tus metas y objetivos si no sabes cuáles son.

Asegúrate de que tienes tus metas y objetivos por escrito y siempre a mano para revisarlos a diario.

 

La conclusión es que debes reconocer que vas a tener momentos en que no vas a estar motivado para seguir trabajando para conseguir tus metas y objetivos y cuando eso suceda querrás tener algo en que apoyarte para poder continuar adelante y conseguir hacer las tareas que necesitas que se hagan.

 

Si te está gustando el post sobre «Porqué la motivación no es lo más importante para conseguir tus metas y objetivos», únete a mi comunidad para estar informado de nuevos artículos a través de mi boletín electrónico gratuito.

MINI-CURSO ONLINE GRATUITO SOBRE EL SISTEMA DE PRODUCTIVIDAD BEANANT®

 

"Descubre los 3 elementos para conseguir la Mayor Productividad de tu Vida"

Aceptar consentimiento:

Comprueba tu email y confirma tu suscripción gratuita para mandarte el contenido.

Share This